del escritorio del DR. CARLOS URIBE

 

Poder de Dios

 

 

            Después de que Cristo había resucitado 40 días después antes de ascender a los cielos, dio a sus discípulos la ultima orden aquí en la tierra.

 Hechos 1:4

          Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén,

          sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo

          oísteis de mí.

 

Esta orden consistía en dos peticiones. La primera, de que no salieran de Jerusalén y la segunda que esperasen a que sucediera algo que el Padre había prometido y era el bautismo del Espíritu Santo. Los discípulos no estaban listos para ir a cumplir la gran comisión que ya sabían que tenían que cumplir (mateo 28:19) el ir y hacer discípulos a todas las naciones. La iglesia de Cristo no se podía empezar sin el poder de Dios en la vida de los que la iban a ministrar. Hoy la iglesia que Cristo fundo hace casi 2000 años no a cambiado de sistema. Hoy se ocupa el poder de Dios tanto como se ocupo en el tiempo de el libro de los Hechos. Porque Jesucristo no cambia (Hebreos 13:8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.)

 

Existen doctrinas en las llamadas cristianas, que no aceptan el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en otras lenguas. Algunos dicen que eso fue nomás para la etapa apostólica (aunque no lo pueden comprobar con las escrituras, porque versículos que estas doctrinas usan, contradicen otras partes de las escrituras). En el libro de Los Hechos vemos claramente como Dios estableció la iglesia, desde el día de Pentecostés con el derramamiento de Espíritu Santo a judíos (Hechos 2), cumpliéndose la promesa hecha por Jesucristo antes de su ascensión a los cielos (Hechos 1:8) Como también a los gentiles ( Hechos 10:45) El apóstol Pablo lo confirmo (1Corintios 2:1-5) y la Biblia lo explica claramente:

 

 

1.- El bautismo del Espíritu Santo es poder de Dios para el creyente.

 

Hechos 1:8

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

 

2.-Jesucristo es el que bautiza en el Espíritu Santo.

 

San Mateo 3:11

Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

 

3.-El bautismo del Espíritu Santo es diferente al bautismo de agua.

 

Hechos 19:1

Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos,

Hechos 19:2

les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.

Hechos 19:3

Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.

Hechos 19:4

Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.

Hechos 19:5

Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Hechos 19:6

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

Hechos 19:7

Eran por todos unos doce hombres.

 

4.- El bautismo del E. S. se confirma con el hablar nuevas lenguas no aprendidas sino dadas por el E. S.

 

Hechos 2:11

          cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

Hechos 19:6

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

Hechos 10:45

          Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

Hechos 10:46

          Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

 

5.- Que es el hablar en Lenguas

 

1 Corintios 14:2

          Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.

1 Corintios 14:22

          Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.

San Marcos 16:17

          Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

San Marcos 16:18

          tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

 

6.- Como se recibe el bautismo del Espíritu Santo.

 

 

Pidiéndolo, buscándolo, llamando por recibirle

 

San Lucas 11:9

          Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

San Lucas 11:10

         Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

San Lucas 11:11

          ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?

San Lucas 11:12

          ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?

San Lucas 11:13

         Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

 

Por ministración de oración

 

Hechos 8:14

          Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan;

Hechos 8:15

          los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;

Hechos 8:16

          porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.

 

Imposición de manos

 

Hechos 19:6

         Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.

 

En la obediencia

 

Hechos 5:32

         Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.

Hechos 10:44

          Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso.

Hechos 10:45

          Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

Hechos 10:46

          Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

 

Querido Hermano (a) busca este poder de Dios con todo corazón  y Dios se glorificara en tu fe, otorgándote esta divina promesa.

 

Hecho por el: Dr. Carlos Uribe Reyna